5 Nuevas tendencias sexuales, ¿cuál es la última moda en relaciones?

No se trata de descubrir América, pero si de poner en el mapa prácticas y tendencias sexuales que hasta ahora no habían tenido su momento de gloria. Se augura que este 2015 muchas personas que sólo practican el llamado “sexo vainilla” (sexo convencional) se lanzarán a probar cosas nuevas en la cama y a vivir experiencias con las que hasta ahora sólo fantaseaban.

tendencias2

1. BDSM

El resurgimiento del BDSM y todo lo que lo acompaña se lo debemos, en parte, a Cincuenta Sombras de Grey. Aunque la esperada película no ha cumplido con las expectativas, no deja de ser una llave dispuesta a abrir las mentes de mucha gente. El BDSM, que hasta hace poco era considerado casi una desviación sexual, es hoy en día una de las fantasías más populares de nuestra sociedad. Este año, muchas parejas se atreverán a empezar con el bondage, gracias al amplio repertorio que artículos de dominación que han llenado los sexshops.

2. Sexting

Siempre con el móvil cerca, el Smartphone se ha convertido en una herramienta de excitación. Ahora es muy sencillo hacerle llegar un mensaje picante a nuestra pareja, esté donde esté, incluso añadiendo alguna fotografía indiscreta para despertar la imaginación. El sexting es una práctica recomendable para aquellas parejas que han caído en la rutina, ya que aporta una dosis extra de adrenalina y logra que, cuando ambos se encuentran por fin al final del día, lleguen dispuestos a cumplir con todo lo planeado.

3. Sexo virtual

Si hablamos de “cibersexo” suena casi obsoleto, pero no se trata de eso. Los juguetes sexuales han evolucionado hasta hacerse independientes e interconectados. No son pocas las empresas que han lanzado vibradores y masturbadores que permiten conectarse a internet y compartir sensaciones con otra persona que vive a quilómetros de distancia. A parte de sus aplicaciones en los servicios de webcams eróticas, también es una opción a tener en cuenta para las relaciones a distancia y para aquellos que quieren vivir una ciberaventura.

4. Free Pass

Parece que cada vez nos cuesta más eso de comprometernos. El amor está muy bien y queremos mucho a nuestra pareja, pero inevitablemente llega un momento en que nos aburrimos y necesitamos algo nuevo. Para evitar infidelidades y su consiguiente resentimiento, cada vez más parejas se modernizan y otorgan un Free Pass. Este “permiso” sirve como un pase libre de una noche en que se pueden tener relaciones con otra gente. Se trata de un acto consentido y conocido por ambos miembros de la pareja, con la condición de no llevar esa noche loca más allá de lo que es: sólo sexo.

5. Bicuriosidad

La homosexualidad está cada vez más aceptada en nuestra sociedad, y no son pocos los que sienten curiosidad por los de su mismo sexo. Cada vez más gente heterosexual se aventura a pasar una noche de placer con un hombre o una mujer. Si la persona sabe que no es homosexual y simplemente tiene ganas de vivir esa experiencia, hablamos de “bicuriosidad”.