Los locales más exclusivos para ligar en Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más cosmopolitas de España que, gracias a su buen clima y ubicación, dispone de una vida nocturna de lo más variada. De hecho, depende de lo que se busque, resultará fácil de conseguir si sabemos escoger el lugar y jugar bien nuestras cartas.

¡Eso sí! Hay que reconocer que ligar en la Ciudad Condal no es tan fácil como en otros puntos de la geografía española (Madrid o Cádiz, por ejemplo), donde los hombres y mujeres son menos cerrados y más dados a la fiesta. Pero de todo hay en la viña del Señor. Así que si queréis complementar vuestra búsqueda online de nuevas experiencias y diversión sin compromiso, apuntad estos lugares exclusivos que os proponemos.

Luz de gas

Es el templo del ligoteo por excelencia. Revivals de los 70, 80 y 90, R&B y electrónica suenan en esta discoteca selecta decorada como un teatro clásico de cortinas rojas y lámparas de araña. El público asistente es mayoritariamente pijo, de edades comprendidas entre los 30 y 40 años, aunque también los hay mayorcitos, dispuestos a conseguir un buen ligue de una noche, con sexo desenfrenado incluido, a poder ser, que le haga olvidar su reciente divorcio.

Nuba

Uno de los referentes de la zona alta y punto de encuentro de la gente guapa de la ciudad, así como de celebraciones de distinta índole de jugadores y equipo técnico del F.C. Barcelona. Su jardín es el sitio ideal para pasar revista a los asistentes, entre los que se mezclan gente local y extranjera, la mayoría pibones (ellas y ellos) que desatan las fantasías sexuales de cualquiera. Las consumiciones son prohibitivas, por eso.

Mirablau

El local con mejores vistas de Barcelona, sin ninguna duda. Ubicado en el Tibidabo, sólo es accesible en vehículo privado o taxi. De día es perfecto para una cita y, por la noche, la parte baja se convierte en discoteca, con hits de todas las épocas que ayudan a entrar a un posible ligue a ritmo de WMCA.

Eclipse. Hotel W

Ubicado en la planta 26 del Hotel W, Eclipse es punto de encuentro de gente chic, joven y con clase, tanto nacional como internacional. Aquí es más complicado llevarse el gato el agua (pero no imposible) ya que predomina el “postureo” pero sólo por las vistas ya merece la pena darse un garbeo.

Bling Bling

Otro imprescindible de la noche barcelonesa más exclusiva. Si lográis pasar el dress code y aguantáis pacientemente la cola kilométrica que se forma a las tantas de la mañana, os encontraréis un local elegante, lleno de chicas guapas y chicos la mar de interesantes.